25.1.17

Grandeza Americana en El Perro de Diógenes y Escorial

Es evidente que piensa que devolver la grandeza a un país significa encerrarse deNTRO de un imaginario en donde la realidad se mira predominantemente blanca, americana protestante y anglófila. O sea: está claro que él identifica la grandeza americana con la WHITE TRASH y es patética esa identificación pero es real porque traduce el imaginario de él y de muchos como él que se miran PERFECTOS COMO blancos, americanos, protestantes y anglófilos. Ahora bien: no es la primera vez que en su desvarío, gente como él mira una realidad monocromática. Tiempos hubo en donde otros como él intentaron delinear una idea de patria estadounidense monolítica y, por lo mismo, petrificada en delirios de bonanza económica y éxito personal. Sin embargo, ese sueño americano se interrumpió en cuanto otros soltaron el grito de protesta desde los bordes, desde las cloacas y los márgenes. Según nosotros, esa interrupción del sueño ha sido de lo mejor que ha ofrecido el sueño americano: el exilio voluntario de Henry Miller para encontrar en París un estilo de vida que respetara el intelecto y la belleza negadas por la estulticia norteamericana; el aullido de Allen Gingsberg al protestar por la pérdida de las mejores mentes de su generación desgarradas por la sociedad del éxito y el consumo; la prosa desnuda, semiletrada de Charles Bukowski, quien se asumió como un monstruo con demasiada alma en una sociedad bella, pulcra y vencedora, pero desalmada. Incluso autores como Bret Easton Ellis, sumergidos hasta las narices en el American Way of Life, han re-creado a psicópatas de-generados por una sociedad decadente, aturdida por las luces neón y kilos y kilos de coca y barbitúricos.

Esa es la grandeza americana que VEMOS en el perro de diógenes y escorial.

Esa no es la grandeza americana que ve Donald Trump.


Por ello, en ESCORIAL Y El perro de DiógeneS daremos pleno seguimiento a esa Norteamérica que cuestiona y niega los “valores americanos” defendidos por Trump en su desvarío SUPREMACISTA, TOTALITARIO Y RADICALMENTE RACISTA. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario